Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Seguidores

Almas y más almas...

Cargando...

Primer Concurso Madriz de Humor 2010

La revista de humor MADRIZ (Argentina) convoca al
primer concurso de humor literario breve.
Mayor información:
lunesotravez04@yahoo.com.ar

Tercer Premio Nacional de Librería (México)

30 de septiembre de 2010


El Instituto de Desarrollo Profesional para Libreros SC (Indeli), con la colaboración de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (Fil Guadalajara), la Asociación de Libreros Mexicanos AC (Almac), la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), la editorial Random House Mondadori y la editorial Trillas, en estímulo a la modernización de las librerías en México, convocan al Tercer Premio Nacional de Librería.
El concurso está dirigido a las librerías independientes (se considerarán independientes aquellas que cuentan con menos de cinco sucursales) que desean realizar una remodelación para optimizar su espacio, brindar un mejor servicio al usuario o mejorar su imagen.
 
Mayor información:
Telfs.: (0152) 5665.0220 • 5528.2815
Fax: (0152) 5424.2669
E-mail: informes@indeli.com.mx

Premio Biblioteca Breve 2011

30 de octubre de 2010
Podrán optar al Premio Biblioteca Breve novelas inéditas y escritas en lengua castellana.
 Mayor información:
Telf.: 934928913 • Fax: 934967004
http://www.planetadelibros.com/
http://www.seix-barral.es/

Fuente: letralia

PASIÓN DE ESCRITORES INFORMA

Por acuerdo realizado entre http://www.esanocheinolvidable.com.ar/  programa radial de difusión cultural producido y conducido por Carlos Fernández, http://www.poemasenanil.com.ar/  dirigido por la poeta Viviana Álvarez, http://www.escritoresenlaweb.com.ar/  dirigida por Andrés Rodríguez escritor, webmaster y la editorial Pasión de Escritores, se conformó un frente de difusión a escritores nacionales e internacionales.


Informes: info@nuestrabuenaidea.com.ar

Nuevo catecismo para indios remisos (fragmento)

de Carlos Monsiváis
---
" Costó enorme trabajo abrir la puerta, y si con hachazos y voces, insistieron los soldados, sosteniendo su temblor con plegarias, se debió a los hedores que herían el olfato como manada de aberraciones. Al entrar al cuarto, el capitán y los sacerdotes que lo acompañaban se consternaron: allí, de bruces, con señales de encarnizamiento en la espalda, y el rostro difamado por el visaje más horrendo hasta entonces visto, se hallaba el dueño de la casa, don Alonso de Bilbao, comerciante en telas. Y el escenario no podía ser más triste: un camastro, unas tablas con ropa, una mesa desértica, una silla, un grabado. Ni un libro, ni una flor, ni un cuadro. Y a la certidumbre del asesinato, otra se añadió al instante: el cuarto estaba cerrado por dentro, a piedra y lodo, no había ventanas que propiciaran la fuga, ni puertas ocultas que diesen a un pasadizo decorado con fetos de monjas.


(…)


Lo sabes perfectamente: la confusión siguiente no tiene paralelo en la memoria del hombre. Y al extinguirse risas, llantos, entusiasmos y desolaciones, la conclusión fue inapelable: los resultados del exorcismo difamaban a la guerra ancestral, la que se libra entre la luz y las tinieblas, y abarataban el mal, lo asimilaban a la sociedad de consumo, lo convertían en espectáculo banal, inofensivo, kitsch. Si, como tanto se había dicho, era normal la existencia de los demonios, podrían haber dispuesto algo en verdad artístico o inaudito, pero no esa vulgaridad de grupo de aficionados. El mundo entero se llamó a engaño y los rituales antiguos cayeron en desuso. Las presiones sobre el corazón del exorcista fueron excesivas. Hoy, y esta no es hipótesis sino certidumbre teológica, Evelio sigue paleando carbón en los infiernos."

Fuente: El Poder de la Palabra

http://www.epdlp.com/
Recibido de monografias.com

Un viejo libro de César Vallejo - nota de Delfina Acosta (Asunción-Paraguay)

Estaba buscando el libro llamado Trilce, de César Vallejo, en mi biblioteca.


Antes de encontrarlo, enfermo ya de humedad, y con ese olor característico de páginas invadidas por los ácaros, me topé, así, como con un aire de violetas, con el libro Veinte poemas de amor y una canción desesperada.

Es difícil, casi imposible, pasar por alto aquel hermoso texto de Pablo Neruda, pues el mismo resulta ser la conjunción de toda la poesía de Latinoamérica, y más todavía. Tiene tanto ayer, como presente, y futuro.
 
Leí el poema número 20, y luego, leyendo ya a Vallejo, me llegó la interrogación suprema que invariablemente se me presenta cuando me encuentro con la obra de poetas densos, difíciles, profundos. ¿Por qué tanto error gramatical premeditado siendo la lengua española motivo de enseñanza y donaire? Cierto es que los errores gramaticales son la vergüenza de la poesía, de la literatura misma.


Pero aquellos errores gramaticales suyos, junto con una suerte de juego a que juego con la sintaxis, fueron, sin embargo, preparando un destino luminoso, estrellado. Trilce, el segundo poemario del poeta peruano, marcó definitivamente a las generaciones de líricos que después vinieron. Y los críticos alabaron a este poeta hispanoamericano.
 
Y es que mucho valor deben de tener esas palabras que se dicen y que no se dicen, ese juego de vaciar los términos de diccionario en el aire, con un movimiento cotidiano, con un juego coqueto de la cola, con una invención que rompe esquemas, definitivamente.
 
Pero si ya lo decía Antenor Orrego, el autor del prólogo, quien descubre en el vate una “técnica renovadora y distinta, la vocalización de la palabra original, la edénica puerilidad del vocablo, una manera personal y directa con que el poeta rompe a hablar porque acaba de descubrir el verbo”.


Sí. Cierto es que su lirismo es la clave de su éxito. Su lirismo inspira, porque es hijo, o costado de otra estrella del universo. No es el lirismo al que nos tienen acostumbrados los viejos, los antiguos poetas.
 
Es un lirismo de dos o tres maneras. Hostiga a la amada. Apremia a su querida. Lamenta la ausencia de su amante. Y esto lo hace con un lenguaje que es el fermento de una cotidianidad ácida. Porque todo es ácido y relumbrante en él. Aunque el ejercicio de su arte poético se recrea y se entusiasma en las alas de la libertad.


Yo creo que la revista TRILCE, creada en Chile, por Omar Lara, hace un honor gigante a César Vallejo.
 
Las palabras, que corren como aguas, citan a otros poetas que trabajaron en la elaboración de la urdimbre trilceana: Luis Oyarzún, Walter Hoefler, Federico Schof, Juan Epple, Enrique Valdés.


Esa catarsis de su poesía, ese modo de irse de las palabras que conforman, por la ley del pensamiento y del sentido común, una unidad dentro del poema, ha entusiasmado a muchas generaciones.

Se derrumbó el esquema de una poesía tradicional. Se empezó a elaborar una trama donde el lenguaje respondía a los placeres de la anarquía.


César Vallejo es un gran poeta. Y su poemario Trilce desconcierta, abruma, pero tiene ese algo, esa chispa de la genialidad, que levanta los brotes de la inspiración en quienes lo leen.

Delfina Acosta
17 de Julio de 2010
abc digital

ESCRITOR DE UN SIGLO (para Sábato) - Alexander Jesus Rozo

El hombre mata lo que ama, y si no lo mata, lo maltrata, dícen que escribió Oscar Wilde. Lo mismo dice aquella mujer que canta en un bar en Querelle de Brest. Y lo mata de varias maneras, y de varias maneras lo maltrata. Lo sabe Juan Pablo Castell, el personaje central de EL TÚNEL, la novela mas conocida de ese viejo intelectual, tozudo, (y amargado, diría Facundo Cabral), que por estos días está cumpliendo noventa y nueve años, casi un siglo, del cual ha gastado buena parte recordándole al mundo su mala conciencia, su demencia, su vanidad, su crueldad, su estupidez y su hipocrecía, sin dejar de confiar en esas ideas, esas fuerzas y esos héroes, no pocas veces anónimos, que lo hacen tolerable. Ya senil, escribió un libro repleto de sueños juveniles, lucidez crítica y balance desolador llamado LA RESISTENCIA. Sabato es una especie de Saramago americano. También por la calidad de lo que escribe y EL TÚNEL es una prueba.


Publicada en 1948, aunque es un libro breve, no es ningún divertimento. Es un taladro o una piedra. Con lágrimas en los ojos, el mismo Sabato confesaba que preferiría no haberlo escrito jamás de haber sabido que tras su lectura, una adolescente había intentado prenderse fuego en Chile. La anecdota me la contó un profesor, quien de paso indicaba que en el caso de algunos libros, se les debería colocar algo así como las contraindicaciones que se usan con las medicinas o, llegado el caso, no dejarlos al alcance de ciertas personas o sacrlos de circulación. Y es que EL TÚNEL es un monumento a la misantropía que surge del monstruo que prohija la razón, pero también de la obsesión, que conviven juntas en el personaje.


Juan Pablo Castell es un artista. Un intelectual. Un asesino. Lo sabemos desde el principio por confesión propia. No uno potencial como Harry Haller, el lobo estepario, de quien es inevitable no hallar ecos aquí. No, Castell es un antisocial declarado, de cuyo relato en primera persona no huímos porque a pesar de su crimen consumado, nos promete explicarnos como llegó hasta allá y porqué, y ya se sabe que aún el peor de los genocidas debe ser escuchado. Porque no lo haríamos con alguien que mató a una persona por por razones aparentemente pasionales, y que ha señalado absoluta honestidad en sus descargos, y que narra con una voz singular y poderosa su historia. Que nos desarma, y en vez de prevenirnos, nos conmueve y absorbe, al comprobar el talante solitario que clama amor, la visión descarnada pero estética de la vida y el destino trágico pero fascinante de aquel con quien atravesamos EL TÚNEL. Al escucharlo entendemos que también esta novela es un tratado sobre el sufrimiento, y como en toda gran literatura, es una historia de amor, lo que hace que posterguemos cualquier juicio, y entedamos que parte de la condena es esa.


EL TÚNEL es un libro siniestro, amargo, intenso, porque las línea de la escritura de Sabato se nutrió de la observación del siglo XX, y también de su pensamiento: el psicoanális, el existencialísmo, el dadaísmo, pero igual de dos guerras mundiales, el ascenso del fascismo, el fracaso del comunísmo, la masificación que irónicamente llenó de soledad las ciudades y las sembró de prevenciones y frialdad, llevando a Sartre a decir que el infierno son los otros. Castel suscribiría esa afirmación con un añadido de paranóia: odia los grupos, desconfía de la memoria colectiva, desprecia a los críticos de arte, siente repugnancia ante la caridad, pondera el suicidio como salida, se autoanaliza todo el tiempo. Aveces es Hamlet, otras Otelo, experimenta la culpa, el desencanto, la obstinación y la tendencia autodestructiva propia de los hombres incapaces de dominar sus pasiones. Castell es un engendro de la racionalidad, pero parece un niño indefenso ante la tempestad de su amor burlado, no correspondido o nunca comprendido. Y su destino atroz ante la incapaciadad de retirarse a tiempo, es matar lo que ama. ¿Sería este terrible drama el que llevó a aquella adolescente a prenderse fuego, y años despues a Sabato a escribir dirigido a los jóvenes LA RESISTENCIA, ese libro cargado paradójicamente de esperanza? No se. Pero si lo creo.


Me intriga mas sin embargo pensar que es lo que quizo transmitir con EL TÚNEL en su momento cuando se hablaba de crisis de la razón. ¿Acaso sea la pasión ese túnel y tenga una sola salida, o sea la vida el túnel de una obsesión, cuyas salidas son solo la razón o la pasión? Castell ve el amor como dos túneles paralelos que desembocan en un mismo punto. O será que el amor solo es del que lo siente y el otro no tiene la culpa y no está ni por insistencia obligado a corresponder. Lo único que parece dejar claro el libro en un plano mas general es que es casi imposible amar al prójimo porque si. En todo caso Pascal tenía razón al indicar que hay razones del corazón, que la razón no entiende. Siempre estamos en la mitad del túnel debatíendonos, creo yo, y todos llevamos un Juan Pablo Castell adentro. Lo cierto es que este nos cuenta su historia con cabeza fria, y peor que esa celda desde la que nos habla, es tal vez el olvido, que es tan largo(y quizá el verdadero túnel), como corto el amor, decía Neruda. ¿Razón o pasión?, ¿quien manda a quien?,¿como? ¿que hacer?. Sabato pasó en un momento de su vida de los laboratorios y las fórmulas al pensamiento y las letras. Si lo leyeron ustedes tienen la palabra. Y ojalá la razón.
 
http://www.facebook.com/notes.php?id=100000471911377

El Instituto Cervantes y los bicentenarios americanos


A lo largo del año 2010 la mayoría de los países hispanoamericanos celebran el bicentenario de sus respectivos procesos de independencia. Con tal motivo, El Instituto Cervantes, desarrolla un ciclo de conferencias en los distintos paises en los que tiene sus sedes con la intervención de destacados especialistas para commemorarlo. El año 1810 es considerado como el momento fundacional de las repúblicas del continente, cuando las ciudades principales de los virreinatos españoles comenzaron a manifestar sus claras intenciones separatistas. Se pretende dar una visión amplia y profunda de las diversas revoluciones iberoamericanas que condujeron a la independencia de la metrópoli, haciendo hincapié en la celebración de la efeméride y en la riqueza del intercambio de civilizaciones y culturas en Iberoamérica.

RAL,M - Numéros 64-65 - juillet-août 2010

RAL,M

http://www.lechasseurabstrait.com/

Tchernobyl — le mal nécessaire.

Victor Hugo — le bien commun, celui-là ou un autre.

Littérature — quant-à-soi, son degré d’affectation.


Prix du Chasseur abstrait

15 février 2011

Desde el País Vasco: Certamen Literario “Pedro de Atarrabia”

Puente en el Ayuntamiento de Villava - Navarra - España

XXII Certamen Literario “Pedro de Atarrabia”

Fecha de cierre: 30 de agosto de 2010
El Servicio de Cultura del Ayuntamiento de Villava convoca el XXII Certamen Literario “Pedro de Atarrabia” de relato breve en castellano y euskera, dotado con un premio de 2.500 euros en cada una de las modalidades.
Mayor información: cultura@villava.es


Pedro de Atarrabia
(Villava, 1280-1347) Fraile franciscano, teólogo de los más famosos de la Edad Media conocido como "Doctor Fundatus" y consejero de los monarcas navarros. Estudió en el convento de San Francisco de Pamplona. Más tarde en la Universidad de París donde obtuvo el grado de maestro de teología. Entre 1324-26, aunque no se halla confirmado con certeza histórica, actuó como ministro provincial de la provincia franciscana de Aragón (a la que pertenecía la custodia de Navarra integrada por los conventos de Pamplona, Olite, Tudela, Sangüesa y Estella). Representó a los conventos Franciscanos de Navarra en el capítulo general de la orden celebrado en Tarragona (1317), donde fue elegido ministro de la provincia de Aragón (que comprendía Navarra, Zaragoza, Cataluña, Valencia y Baleares).
Actuó como embajador de las Cortes de Navarra.
Donde mayor relieve adquirió Pedro de Atarrabia fue en la: Elaboración del amejoramiento del Fuero, hecha por Felipe III.
Su única obra conocida es el "Comentario sobre el Libro I de las sentencias" de Pedro Lombardo, conservado en cuatro códices de Tortosa. La Sociedad Beti Onak de Villava convocó en 1989 la "Primera edición del concurso de Narrativa Pedro de Atarrabia". Concurso que se viene convocando desde entonces todos los años.

Fuente biográfica:
http://www.villava.es/es/lugarygente/historia/personajes

Paloma - Un poema de Delfina Acosta (Asunción del Paraguay)

Melancolía: el sauce sin sepulcros,
la tierra que no alcanza a ser magnolia,
los ojos del crepúsculo, el adiós
de aquel borroso marinero a solas.
Y qué melancolía aquella rama
sin flores, sin hormigas, sin alondra.
Mi corazón desesperado busca
al extranjero infiel que no me nombra.
La tarde se ha poblado de distancia.
Por un amor se apagan seis farolas
y ladran siete perros vagabundos.
Transcurre en los jazmines el aroma
de toda la palabra enternecida
que nadie me decía en dulces horas.
Me quiso mensajera. Él se llevó
atada a su silbido mi paloma.

Los libros de Daniel Galatro

Los libros de Daniel Galatro
en Lulu.com

Trabaja con dinero mail en tu Blog

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail

TodoAr

artelista

Arte en internet
Arte en internet

Bloxdir

Directorio de blogs

El Aleph

Blogalaxia

Technorati

Add to Technorati Favorites

El Blog del Poeta

El Blog del Poeta
Crónica del viento