Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Seguidores

Almas y más almas...

Cargando...

Certámenes literarios y algo más

Edición Especial de la Revista Papeles de la Mancuspia “Mujérica”
15 de mayo de 2012
Mayor información:
lorenasanmillan@gmail.com
---
Certamen de Microrrelatos ArtGerust ON THE ROAD
14 de mayo de 2012
Mayor información:
Telf.: 958 83 74 74 •
E-mail: info@artgerust.com
Web: http://www.artgerust.com/bases.php?id=11
---
5º Premio de Literatura Infantil “El Barco de Vapor - Biblioteca Luis Ángel Arango” ( Colombia)
30 de abril de 2012
Mayor información:
Telf.: (57) (1) 595 33 44 •
Fax: (57) (1) 595 33 40 •
Web: http://www.ediciones-sm.com.co
---
IV Convocatoria de Ideas para el Desarrollo de Guiones 2012 (Venezuela)
25 de mayo de 2012
Mayor información:
Web: www.villadelcine.gob.ve
E-mail: convocatoria.villadelcine@gmail.com
-
Jorge Gómez Jiménez
<http://jorgeletralia.blogsome.com/>
JorgeLetralia
---
I Concurso de Cartas a una madre
8 de mayo de 2012
Mayor información:
www.kallejeo.com
---
Premio Nacional de Literatura a Cuento Inédito 2012 (Colombia)
30 de abril de 2012
Mayor información:
premios@mincultura.gov.co
---
**Visita: http://bohemiaylibre.blogspot.com


Historias de mujeres - por Delfina Acosta


Creo que leer libros puede resultar peligroso a veces.

/ ABC Color.

Hay libros que hacen que uno desee olvidar a su autor por su mala redacción y por su escasa sustancia literaria. Me refiero a los textos simples.
Pero hay otros, cargados de contenido, de experiencias, de confrontaciones, de verdades aventadas, que resultan ser una buena y especial compañía.
En su atrapante texto La pastillita para no matar, publicado por la editorial Dunken, la escritora Teresa Albani va cautivando el interés de los lectores. Café de por medio, algunas damas (separadas, viudas) que ya han pasado medio siglo de existencia, charlan, se exorcizan, sacan o intentan sacar de sí todo cuanto venían arrastrando como una carga pesada.
Hacen una suerte de recorrido por sus vidas, por sus amores, que resultaron ser mucho menos gratificantes de lo que esperaban del destino. Quieren saber, a medida que la conversación avanza, qué se hizo de fulana, por dónde anda mengana ... Y se enteran, por ejemplo, que una amiga fue a parar al manicomio donde estuvo durante veinte años hasta que murió. Hablan de sus depresiones, de las intimidades de sus amigos, de sus relaciones con las madres de sus maridos, del machismo. Y en la conversación, llevada con un importante manejo de la sicología y con un tono a veces dramático, se percibe claramente cuántos pasadizos, puertas y trampas puede tener la conciencia, la psiquis, y cuan difícil y tortuoso resulta ser el camino de la vida, a veces.
Está latente en ellas la necesidad de analizar y también psicoanalizar las conductas de los otros y de sus cónyuges. Aparecen las historias de hombres ligados a altos cargos gubernamentales que “gozan” de mala reputación. Y también otras relacionadas con suicidios frustrados.
La infidelidad, el sexo, la religión, la menopausia, las artimañas y los artilugios para conquistar, así como ciertos temas de carácter existencial, son motivo de conversación de estas damas que no tienen, ni desean tener, ya freno en las palabras a esta altura de sus vidas.
Teresa Albani, escritora argentina radicada en el Paraguay, maneja esta pieza de teatro con un lenguaje directo, libre de cualquier atadura.
---
**Visita: http://bohemiaylibre.blogspot.com

Oscar Wilde por Delfina Acosta

15 DE ABRIL DE 2012
Caída y levantamiento de un escritor universal
Por Delfina Acosta, ABC Color.

Quien lea De profundis, del escritor Oscar O’Flahertie Fingall Wills-Wilde, conocido como Oscar Wilde, sabrá cómo la cárcel puede llevar a un hombre no solamente a la desesperación, a la quiebra económica, a la crucifixión social, sino además a un afán de sobrevivir, aunque la sobrevivencia se dé solamente a través de las epístolas. El autor de El retrato de Dorian Gray y La importancia de llamarse Ernesto, para dar vida a la chatura de sus días grises en la prisión donde solo era un número, un uniforme más, empezó a redactar una larga carta dirigida a Alfred Douglas. La historia de su reclusión es muy conocida pero la repito: acusado de mantener relaciones sexuales con Alfred, menor y del mismo sexo, fue a dar con sus huesos en la cárcel. Esa obra no hubiera salido jamás a la luz sino fuera por la ayuda de su amigo y ejecutor testamentario, Robert Ross.
Oscar Wilde lo perdió todo. En primer lugar su libertad, que es un bien preciado, sin lugar a dudas. También su biblioteca, que era su fuente de investigación y de placer. Escribe así Wilde: “De no haberme podido exigir tu padre el pago de tus gastos, tú, demasiado lo sé, siempre compasivo tratándose solo de palabras, hubieras sentido lástima por la pérdida completa de mi biblioteca, pérdida irreparable para un escritor, y la más desoladora de todas mis pérdidas materiales”.
Como si todo eso no fuera suficiente, debió afrontar la idea del suicidio.
Su esposa, traspasada por los excesivos disgustos murió. Y cuán insoportables se le hacían los días a Wilde sin la compañía de sus hijos, sobre todo de su amado Cyril.
Oscar analizó en su carta (tenía todo el tiempo del mundo para hacerlo) la relación que significó su estrepitosa caída social y encontró que mucha culpa de ello la tuvo Alfred, por obrar con tanta ligereza y excesivo egoísmo.
En las páginas de De profundis uno puede ver la soledad absoluta de un hombre, de un artista, que tuvo que aferrarse a los recuerdos para no terminar enloqueciendo, aunque los recuerdos poseían un sabor más que amargo, ciertamente. No hay máscaras, recursos literarios ni ornamentaciones en su carta, sino sinceridad absoluta, lo que da un valor testimonial de gran peso a la misma.
Es notoria su obsesión en torno a Lord Alfred Douglas. Escudriñó todo cuanto lo unió a él. Analizó sus sentimientos a la luz de la desgracia propia y los encontró vacíos, simples y egoístas. Así se lee en un párrafo: “Cada uno de nosotros tiene reservado su destino. A ti te ha tocado el de la libertad, los placeres, las diversiones y el bienestar; a mí el de la vergüenza pública, la larga reclusión en un calabozo, la miseria, la ruina y el deshonor, y sin embargo yo no lo merecía en nada”.
Y yo me digo que se “comprende” que los pensamientos de Oscar Wilde vayan reiteradamente hacia el causante de sus males, según se desprende de la lectura de De profundis.
El genial escritor conoció hasta dónde llegó el egoísmo de la gente, la manipulación que las personas hacían a los indefensos, la morbosidad, la humillación pública, las burlas del populacho, la actuación vergonzosa de los abogados, que, por dinero, estaban dispuestos a vender sus almas al mismo diablo.
Llegó a sentir el sufrimiento en una expresión muy elevada Wilde.
En fin, cómo cambiaron su visión del mundo, ciertamente, aquellos horribles años en prisión.
Cristo empezó a manifestarse de una manera personal en su espíritu, sin embargo.
He aquí el modo en que se reveló en Oscar el hijo de Dios: “Me puse de rodillas, incliné la cabeza, lloré y dije: ‘El cuerpo de un niño es como el cuerpo del Señor; ya no soy digno de ninguno de ellos’. Y ese momento fue sin duda el que me salvó. En ese momento comprendí que solo me restaba aceptarlo todo. Y desde entonces, por extraño que parezca, soy feliz pues he llegado hasta el fondo de mi alma. Al entrar en contacto con el alma, uno se vuelve otra vez niño, y esto es lo que uno ha de ser, según las palabras de Cristo”.
---
**Visita: http://bohemiaylibre.blogspot.com

Los libros de Daniel Galatro

Los libros de Daniel Galatro
en Lulu.com

Trabaja con dinero mail en tu Blog

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail

TodoAr

artelista

Arte en internet
Arte en internet

Bloxdir

Directorio de blogs

El Aleph

Blogalaxia

Technorati

Add to Technorati Favorites

El Blog del Poeta

El Blog del Poeta
Crónica del viento