Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Seguidores

Almas y más almas...

Cargando...

Los que decidieron ser esclavos - de Stella Maris Taboro


Aquel extraño hombre se acercó al palacio del emperador . Rodeado de colinas verdes, el silencio dominaba el lugar. Era sábado . Ese día sólo se abría la puerta para los amigos del rey. Pero aquel visitante ,que venía de una isla extraña, emergida después de un maremoto, insistió para que lo reciban. La corte murmuraba sospechando y el emperador no estaba dispuesto a escuchar las súplicas.


Entonces decepcionado , el hombre se marchó subiendo a la nao que era su casa y transporte . Su vida era de mar y viento.

Quiso impregnar con libertad al palacio , pero en esa cárcel , vivían prisionero no sólo el rey sino además sus sirvientes. Una prisión sutil , donde todo funcionaba como un reloj , un mundo donde todos estaban sujetos en torno al emperador.

El profundo foso que rodeaba al palacio era la marca más cruel de su encierro y el débil puente, escasamente se usaba para conectarse con el mundo.

El marinero quiso hallar el modo de convencer sobre vivir en libertad . Sólo conocía la que expresaban las gaviotas.

Pero, ¿Cómo hacer para que todos valoren y disfruten de la libertad?

El mar parecía que quería devorar la pequeña nave. Aunque , quien era marinero desde siempre, no temía.Y anduvo recorriendo todas las aguas saladas sin que halle la forma, el modo de enseñar a vivir libres como las aves.

Un día llegó a un puerto y vio a la gente discutiendo, enfrentados con miradas perversas. Se sorprendió con el zafiro de los ojos de una mujer que intentaba calmarlos. El rencor crecido, como filosos dientes y los aullidos escapados de gargantas, de pronto callaron. Fue como frenar a un potro desbocado.

El marinero intentó acercarse a la mujer de bella mirada, pero ella desapareció como mariposa entre la niebla. El hombre sintió que se le erizaba la piel ¿Qué extraño poder tenía ella que puso calmas, en esa telaraña humana? La vio como a un corazón surgido de los espejos del mar.

Después vinieron muchas albas , pero el marinero no las veía, sólo la imagen de los ojos de zafiro torturaban sus inquietudes . Hasta el sol estaba perturbado y se escondía detrás de los densos nubarrones.

Vio pájaros atravesando el cielo pero además , veía cadenas oprimiendo a la humanidad. La puerta de sus sueños se entornaban intentando cerrarse, pero siempre había una luna que con su plateada navaja la volvía a abrir.

A la multitud penetraría con mi voz ( pensaba el marinero). Si el mundo nació del amor ¿Por qué sería tan difícil el amor hacia sí mismo y hacia los demás demostrado en la libertad, en no esclavizar a nadie ? ¿O acaso había una humanidad sorda al canto de la libertad?

Y ocurrió una mañana,cuando en su nave, aparece la figura de aquella mujer y ella le confió sus pesares. Había logrado que el absolutismo del emperador cayera,vio nacer en los pueblos , aquello que llaman democracia, y es estrella polar difícil de alcanzar. Pero gran parte, de los pueblos, seguía sometido.

¿Cuál era ese sometimiento?

Entonces la mujer , que reveló su nombre: Libertad , dijo:

- la causa del sometimiento fue siempre el analfabetismo, pero hoy a ese problema se suma otro ,muy grave que favorece a algunos y perjudica a muchos.

- Hoy veo, dijo la mujer, un séquito obnubilado detrás de un dios de barro, un dios engañoso que todos siguen ciegamente. Han abandonado el poema de sus almas , están desposeídos de su razón,semejan un follaje seco arrastrado por el viento, no ven su entorno natural, no viven el día como manantial bendito,ni perciben a los otros. Cerraron su diálogo y siguen tras el poderoso y tentador dios de barro.

Muchos de ellos no son analfabetos , sin embargo van atrapados,enganchados como esclavos y lo peor es que no se dan cuenta. Es como si estuviesen ciegos y dominados sin saberlo. Lo peor es que pagan por estar esclavos. Ya ni discuten ni proponen cambios, vacíos de valores marchan y actúan como robots , tienen controlada sus conciencias: es la nueva esclavitud del consumismo.

Stella Maris Taboro

Los libros de Daniel Galatro

Los libros de Daniel Galatro
en Lulu.com

Trabaja con dinero mail en tu Blog

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail

TodoAr

artelista

Arte en internet
Arte en internet

Bloxdir

Directorio de blogs

El Aleph

Blogalaxia

Technorati

Add to Technorati Favorites

El Blog del Poeta

El Blog del Poeta
Crónica del viento